Wednesday, May 6, 2009

en algún lugar del tiempo...


... me encontré con algo que no debía de haber encontrado. a veces (solo a veces, en verdad, esto no sucede siempre de los siempres, solo de vez en cuando) se abren agujeros en ese material medio pegajoso con textura de terciopelo negro que es morado con tintes azulados, ese material impenetrable y gelatinoso, aquello que sabe a algo sin sabor, que se reescribre sin letras y con símiles que se desvisten... agujeros en la textura del espacio tiempo.

Lo que llega a suceder (también a veces con todos los pormenores del a veces anterior) es que por esas cavernas sin olor, esos espacios de temporalidad inexistentes, esos huequitos recién abiertos, recién nacidos en el traslucir de dos parpadeos, por ahí se cuelan cosas que no tenían porqué haberse colado.


Y es en esos momentos, instantes efímeros en los que todo lo anterior sucede a la vez, en los que existen encuentros inesperados con lo inesperado. Y eso.

3 comments:

Kfan said...

Suena como uno de estos sueños lucidos que por momentos aparecen entre cada vez que uno descansa la vista, así pequeños instantes como sus paréntesis hermosos, respire hondo, cierre los ojos y pierdase en sus azules profundos...
yo haré los mismo pensando en su mirada.
Saludos.

tonatiuth hernandez said...

El desordene n la mente puede ser muy viscoso es molesto en un principio y al final se le encuentra agrado.

juan_santiago said...

mmm... no creo q'sea un desorden

mental, sino todo lo contrario...

nos acercamos a la lucidez, y pa

san esas cosas... JAJ! .. besos..

(( ))

( un paréntesis es un momento para respirar ) ( un paréntesis es un silencio para soñar ) ( un paréntesis es un espacio para estar )