Sunday, December 5, 2010

(erotónimos, parte 1)

Com uma tal falta de gente coexistível, como há hoje, que pode um homem de sensibilidade fazer senão inventar os seus amigos, ou quando menos, os seus companheiros de espírito? - F.P.











Siempre sospeché de la existencia de heterónimos en mi vida. Y claro, Pessoa es uno de mis amantes nocturnos,

siempre está junto a mi cama, ávido de compartir unos suspiros a media noche. Pocas veces es Charles Robert quien se mete debajo de mis cobijas, más seguido Ricardo Reis me acaricia, Álvaro de Campos me susurra y Alberto Caeiro me seduce.

No solamente compartimos la bifurcación de nuestras vidas en personalidades múltiples que se desdoblan y que experimentan con perspectivas diversas, sino que compartimos un país, Sudáfrica, como parte de

nuestro devenir de la infancia.

Un amigo (H.O.) me regaló el sustantivo verdadero para presentar éstas, mis derivaciones propias, los erotónimos.

Kelly A.K. es la que escribe, la que aparece de pronto en una fiesta y baila y no sabe cómo presentarse porque su nombre es demasiado pequeño y baila más y se sonroja y habla y habla y después calla.

Kelly Aro es la otra, la que anda sin lentes, la que sonríe un poco más y habla un poco menos.

Pero hay más, no sé todavía sus nombres, pero las puedo dividir.

Ella es la que se entristece sin saber el porqué, tiene ganas de un abrazo y se abraza ella misma, apretándose el pecho por miedo a que se le salga un latido demás. Ella escribe poesía.

La otra salta y hace y deshace y no cesa en el movimiento constante de sus constelaciones internas. No sabe bien a dónde se dirige, pero continúa en el movimiento.

Hay más, lo sé, esta la que se autoseduce y está la que seduce. Está por ahí también la profesora con los brazos cruzados que nunca se sienta. También vive en mí una que nunca sale de casa, le tiene miedo a lo que se puede encontrar afuera.

Hay otra a quien le da miedo lo que se puede encontrar adentro.








Ésta, es una breve introducción a mis erotónimos. Los seguiré descubriendo y compartiendo.

4 comments:

Diego said...

¿Se busca un equilibrio o simplemente uno se desdobla deacuerdo a la ocasión? Definitivamente estos textos despiertan en mi algo que estaba alejado del pragmatismo de mi profesión, de nuevo K, kelly Aro o Kelly A.K., o quien esté hoy Gracias

Carlos said...

me encantas, ya lo sabras de muchos, a lo sabras de siempre, de elocuente que podria o no ser mis palabras, se tu, se inteligente, se preciosa se efimera, se con proposito se tu

Grupo 27 Amnistia Internacional México said...

Y hay otra Kelly: No solo A.K. y Aro, hay otra que yo he visto: Habla un poco menos que Aro, pero supongo que más que A.K., rie, mueve sus brazos intensamente, es auténtica. A veces no usa lentes, pero puede usar unos rojos o azules, a algunos que hagan juego con sus guantes negros... Saludos Kelly! nos vemos en enero en el K.M.

enrico said...

ENRICO

Los procesos de la consciencia a inconsciencia ¿cuál es mejor?, del rojo como solo pretexto del momento, de la inquietud, de la transición del alma. O quizá del estado del “animé”, que con cambios suaves o bruscos convergen entre sí, pero en el fondo, el fondo erótico, será aquél que siempre electrifica el alma, el ser. Los ojos verdes, azules, morados, guindas, exponen el ansia de la averiguación afanosa de la realidad, del entorno donde pueda desplazarse, no lo sé, las respuestas, todas o alguna llegarán tan pronto estés lista para recibirlas en tu ser, en cada fibra del alma, solo ella puede ser capaz de albergarla. ¿Es muy atrevido ser quién se quiera ser?, de experimentar, de salir del capullo a explorar, yo creo que no, juzgar o ser juzgado; aventurarse en el mar de los encuentros o desencuentros, miedo a naufragar o a recorrer los siete mares.

(( ))

( un paréntesis es un momento para respirar ) ( un paréntesis es un silencio para soñar ) ( un paréntesis es un espacio para estar )