Monday, January 25, 2010

la química, me hace

Qué decir de las casualidades encarnadas en un fin de semana. Dos días enteros justificando mi falta de fe en el amor; escribir e investigar el funcionamiento del cerebro en las relaciones.
Claro, porque si alguien dice “No soy yo, es mi química cerebral”, hará más tangible y lógica la razón por la que te han roto el corazón. Sí, faltan químicos, o hay demasiado de otros en el cerebro, por eso no está contigo, solamente por eso.
Sí, echarle la culpa al funcionamiento de las sinapsis y secreciones hormonales justifica mi falta de fe en el amor.
No, ni siquiera es falta de fe, es descreencia total. ¿Cómo puede existir un algo tan intangible creado en el medioevo con su romanticismo y cursilería exacerbado? ¿Cómo creer en un algo que no se puede medir, ni tocar, un algo que no contiene dos descripciones iguales de lo que se siente o cómo se siente?
Las neuronas están ahí, haciendo de las suyas entre sinapsis y sinapsis, recaudando datos, desechando otros; se pueden ver, medir, ¿ahí está el amor? ¿o en los genes?
No, definitivamente el amor no existe, por lo menos no como lo he visto descrito por ahí, como dicen que es, como búsqueda y meta última.
No, el amor no existe más que como procesos químicos.
Pero entonces, ¿cómo es que un espectro tan simulado se estampa de manera tan profunda? ¿Cómo es que mi corazón cicatrizó de heridas producidas por un sentimiento ficticio?
Quizás el amor no existe, probablemente no existe, pero el desamor sí.

5 comments:

Carlos said...

Si el amor no existe, por lo consiguiente, las heridas provocadas por la carencia del mismo deberían ser irreales e indoloras, lo cual sabemos que no es cierto. Por otro lado estoy convencido que el 99% de los casos no es más que un proceso de desintoxicación provocado por la adicción a una persona. El amor en si es una correspondencia biunívoca de afecto y por lo tal es bastante difícil de mantener

Rowena Bali said...

Es cierto. Una vez diluida la feniletilamina entre las secreciones del sexo y del tiempo, el amor se esfuma.

Ven Nanany said...

Tanta reiteración de la inexistencia del amor me hace pensar que deseas que exista. Justificación mas que suficiente para sentirte desalmadamente triste, eso y porque no comes chocolates :P sustituyen el 99% de la adicción a una persona, o supuesta persona.

fannatticca said...

hola muy lido tu blog yo soy nueva en esto del blogger te dejo mi blog para que entren http://juegosydivercion5.blogspot.com/ gracias

Martín said...

El amor no existe, pero es frecuentemente utilizado para justificar un sinnúmero de estupideces.

Cómo les estan tratando las aguas?

(( ))

( un paréntesis es un momento para respirar ) ( un paréntesis es un silencio para soñar ) ( un paréntesis es un espacio para estar )